¿Podría ser más complicado vivir con diabetes?

septiembre 8, 2015 - Tanya Lee Hernandez

No Comments

Conteo-de-Carbohidratos-para-personas-diabticas-3La respuesta es sí. Claro que podría ser más complicado pero no tiene que serlo.

Desde que la diabetes entró a nuestras vidas todo cambió. Pudimos entender desde un  principio que teníamos que cambiar muchas cosas para la nueva vida que nos tocaba vivir.

Cada día se tornó en un desafío desde las medidas de glucosa en las madrugadas hasta la confección del cada comida tratando de que nada faltara nada para asegurar un mejor control. Muchas veces lo lograbamos otras no, no importaba cuanto nos esforzabamos parecía que nada estaba bien hecho.

Recuerdo que cuando diagnosticaron a Faviola todos llegaban con cara de velorio y muchos lloraban mientras la veían tan pequeña. Ahora sé lo que a todos les pasaba por la mente para que brotaran esas lágrimas en sus rostros, pensaban en las complicaciones. pensaban en la ceguera, en las amputaciones, en los infartos, en los derrames, etc. Si los niveles de glucosas se mantienen en descontrol por mucho tiempo entonces esto sí puede ocasionar complicaciones agudas antes de tiempo detalle que fue para mi bien claro desde el principio.

Una palabras que recuerdo muy fuertemente y que persisten en mi mente fueron las de nuestra endocrinologa quien me dijo:

– Mamá tu trabajo es tratar de mantener los niveles de glucosa lo más cercano a lo normal posible (80-120) mientras llega una cura.

Luego de 9 años seguimos esperando una cura y sé de muchos que llevan toda una vida y aún la esperan.

Pero de qué vale una cura si al pasar tu vida con diabetes nunca tuviste el control necesario para minimizar la complicaciones. 

Decidí renunciar a todo por mi hija no puedo decir que ha sido fácil, ni para ella ni para mi, ni para la familia. Muchos aún no entienden.

Hemos tenido que hacer grandes cambios, evaluar, reevaluar y en muchas ocasiones volver a empezar. Mantener un buen control requiere compromiso y esfuerzo. Jamás será un control perfecto y eso hay que aceptarlo!

Mi compromiso es con mi hija porque quiero que tenga buenas oportunidades, que crezca y se desarrolle saludable con metas altas y que las pueda alcanzar. Que vaya detrás de sus sueños donde quiera que estos la lleven. Así se lo he hecho saber a ella y puedo decir que hasta el momento ella lo ha entendido. 

¿Qué se cansa? ¿qué hay días en lo que aún se pregunta por qué a ella? ¿qué quisiera no tener diabetes? 

Sí, hay días así sad pero no dejamos de luchar y mucho menos que la diabetes nos gane. Hemos aceptado vivir con ella.

Creo que el mayor problema de las personas que viven con diabetes es que no aceptan que hay que dar un cambio definitivo y esto los lleva a las tan temidas complicaciones. (Claro, que también hay muchos que carecen del acceso a los suplidos y educación necesarios para poder cuidarse.)

Pero hablando de ACEPTACION aquí las cosas que aceptamos: 

Aceptamos que la diabetes está en nuestra vidas.

Aceptamos que podemos manejarla.

Aceptamos que no hay manera de descansar de ella.

Aceptamos y adoptamos un estilo de vida saludable.

Aceptamos que habrán días buenoscheeky y otros no tantocrying.

Aceptamos que aún haciéndolo todo bien algunas cosas se saldrán de control.no

Aceptamos que no estamos sol@ssmiley y que con apoyo todo es más llevadero.

Aceptamos que algunas complicaciones llegarán pero no será porque no hicimos nada para evitarlo.

Aceptamos buscar y recibir ayuda para educarnos y hacerlo bien.

 

Si estás dispuest@ a aceptar que vives o que tu hij@ vive con diabetes tendrás el primer paso hacia una mejor calidad de vida.

Porque no es estar vivo, es poder vivir a plenitud.

¿Lo aceptas?

 

Tanya Lee Hernandez

Tanya Lee Hernandez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *