Guía para celebrar un diaversario: Una década viviendo con diabetes

Septiembre 19, 2016 - Tanya Lee Hernandez

No Comments

Y aunque parece que fue ayer hoy se cumplen 10 años desde el día que nos cambió la vida.

Mi pequeña y amada niña fue diagnosticada con diabetes tipo1 a los 6 años luego de varias semanas de estar presentando unos síntomas que como madre observadora pude detectar a tiempo y descifrar que algo pasaba. Sed excesiva, orina frecuente, pérdida de peso, pérdida de apetito y cansancio fueron síntomas que me hicieron pensar que algo no estaba bien. Fue un día para no olvidarlo NUNCA. Decidí ir al pediatra, luego de unos laborartorios confirmó mi sospecha, sin ni siquiera saber cuan serio sería el cuidado de ese momento en adelante. Han sido años de mucho aprendizaje diario, de tropiezos y caídas de las cuales hemos salido airosas. 

Este viaje de vivir con la diabetes es como ir montado en una montaña rusa de esas que dan mucho susto y al bajar te llenas de la gran emoción de haberlo logrado. Cada día es una aventura nueva para la que nos preparamos. No conocía nada sobre insulinas, ni glucómetros, ni tiras reactivas mucho menos de microinfusoras de insulina, jamás había inyectado una jeringuilla. En 10 años han surgido muchos adelantos tecnológicos y alternativas en terapias que han facilitado este viaje. Aunque desearíamos que no hubiese llegado a nuestras vidas, nunca debemos ignorar el hecho que llegó para quedarse (mientras llega una cura) y hemos superado todas nuestras expectativas por lo cual decidimos celebrar la vida.

Guía para celebrar con tu hijo o hija su viaje con la diabetes

1. Has de este día uno de felicidad por la oportunidad de seguir con vida. Felicítalo (a) en la mañana temprano y dile lo orgulloso (a) que estás de como lo está manejando.

2. Enumeren lo que les ha tocado vivir. Juntos pueden hacer un recuento de las situaciones vividas. Se que recordarán muchos detalles de los cuales ahora podrán reirse… ahoralaugh.

3. Compartan una lista de lo que la diabetes les ha enseñado. Tal vez no se han dado cuenta que hay muchas cosas positivas luego del diagnóstico y cómo estos detalles han mejorado sus vidas.

4. Por último, compren un helado o un bizcocho cuenten juntos los carbohidratos y disfruten el tenerse el uno al otro.

Si celebras tu diaversario, qué le añadirías a esta guía?

Aprovecho para decirle a Favi que estoy sumamente orgullosa de ella. Que se que todo el tiempo invertido no ha sido en vano, durante los primeros 5 años el vivir con el reloj en la mano para que no se pasara la hora de sus meriendas ni de sus comidas, las noches sin dormir, las alarmas intermitentes cada noche, las llamadas y textos para reportar los números y asegurar que todo estaba bien mientras no estás conmigo han valido la pena. Hoy a 10 años de tu diagnóstico aunque aún duerma poco, en días inestables, se que estás preparada para hacerlo sola. Quiero que sepas que siempre estaré cuando necesites ayuda o solo un desahogo. Te amo bella. 

 

Tanya Lee Hernandez

Tanya Lee Hernandez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *