8 años después la diabetes no nos detiene.

septiembre 24, 2015 - Tanya Lee Hernandez

No Comments

diagnostico Favi 2007Un día como hoy 24 de septiembre de 2007 comenzamos a caminar a ciegas justo después de salir del hospital…..

Crónicas de un 'inesperado' diagnostico

20 de septiembre de 2007, luego de varios días observando comportamientos alterados en mi chica:

  • Sed extrema (no era una niña de tomar mucha agua y las botellas de agua que enviaba y antes regresaban llenas, estaban regresando vacías)

  • Orina frecuentes (se orinó en la cama nunca lo había hecho)

  • Pérdida de peso (su uniforme comenzó a quedar grande)

  • Pérdida de apetito (no estaba almorzando en el comedor)

  • Ojeras (tenía solo 6 años y sus ojeras eran muy pronunciadas)

Puedo decir que estuve una semana en lo que descifré que algo no andaba bien. Busqué los síntomas por Internet y todo indicaba que podía ser diabetes.Aún así no sabía a qué me enfrentaría. Valga recalcar que no tenía idea que existían diferentes tipos de diabetesindecision Acababa de comenzar a trabajar en su escuela (GAD) y al director que en aquel momento me dio su apoyo sin saber lo necesario que sería estar ahí día a día. Soy de las que piensa que Dios te ubica donde necesitas estar o por lo menos a es lo que me ha pasado a mí.  Sólo llevaba 5 días nombrada en la escuela y decidí pedir un día para llevarla al doctor.

20 de septiembre de 2007– Nos levantamos muy temprano y fuimos al pediatra que como siempre estaba lleno. Nos atendieron aproximadamente a las 11. Le indique al doctor todo lo que había observado y le pregunté, será diabetes? Me confió algo personal que no voy a mencionar y se mostró muy preocupado. Nos envió rápido al laboratorio donde le hicieron unas pruebas:

Prueba de glucosa en ingles FBS (fastng blodd sugar)

Análisis de Orina

Salimos del laboratorio y ya era hora de almorzar pero Favi no tenía mucho apetito y en eso sonó el celular para que regresara al laboratorio lo antes posible. Como andaba con 2 de las chicas decido llevar a la bebé a casa y regresar lo antes posible al laboratorio. A llegar me entregan los resultados y me indican que los llevara al doctor. Mientras caminaba abrí el sobre miré los resultados, que no sabía cómo interpretar. El resultado de la glucosa era 891mg/dl (mi mente voló a un momento en el que un conocido nos dijo que tenía su azúcar en 254 y dijo por poco se muere.crying

Imaginan? mi preocupación!!!

Rápido llamé a una vecina para que me ayudara a interpretar pues su esposo es médico, ella a su vez sin colgarme llamó a la oficina y le consultó a la enfermera…luego de que la enfermera recibiera los datos del resultado su pregunta fue, Y donde están ellas? Subíamos las escaleras para llegar al pediatra y me dicen entrega rápido los resultados, están muy altos :)L. Aceleré todo lo que puede y al llegar le dije a la secretaria y rápido me pasó. El doctor no me hizo esperar estaba muy asustado miró los resultados  tomó las manos de Favi quien lo miraba sin entender.

Dijo: Glucosa en 891mg/dl con cetonas en orina (no habían otros síntomas ni náuseas, ni vómitos) con su cara me dio a entender que no podía creer que estuviera parada como si nada. El agarró el teléfono y llamó a sala de emergencias se comunicó con la pediatra de turno y le dijo que nos esperaran.

Así llegó la diabetes a nuestras vidas, precipitada y entrometida.angry

Hoy 8 años después doy gracias  a Dios porque soy una madre que está pendiente a los cambios y por eso mi chica no llegó a estar en intensivo como otros casos que he conocido. Claro, lo que sucede es que hay mucho desconocimiento de la sintomatología y nadie piensa que la diabetes tipo 1 puede llegar a la vida de su hijo(a).

Parte de la misión que me he propuesto va dirigida a evitar que nuestros niños y jóvenes tengan que llegar a intensivo antes de su diagnóstico o durante su tratamiento porque es algo que podemos prevenir si estamos alertas a los síntomas y seguimos un plan de prevención.

Atentos!

-Glucosas elevadas sobre 240mg/dl por varias horas provocan HIPERGLUCEMIA que si no es tratada a tiempo ocasionará la producción de cetonas en orina lo pone en riesgo la vida o cual se conoce como cetoacidosis diabética.

cetoasidosis

 

Cuando no hay suficiente insulina, las células grasas siguen liberando grasa hacia la circulación, y el hígado sigue fabricando más y más cetonas. Lo cual  hace que el pH de la sangre sea demasiado bajo y la sengre se torna ácida causando una situación de emergencia que exige atención médica inmediata. Estas cetonas se liberan por la orina.

 
 

¿Qué hacer?

Si usted identifica una hiperglucemia(niveles altos) debe saber que necesita hacer ajustes de insulina. Si hay cetonas presentes necesitará más insulina que la usual, por lo cual se recomienda llamar a su médico para que bajo supervisión pueda realizar los ajustes necesarios. Aún estando en terapia con bomba de insulina si los niveles altos persisten o hay síntomas presentes es importante consultarlo con el espeecialialista. Mientras esto ocurre y si no hay presencia de vómitos empezará a hidratar con agua al paciente esto es muy importante ya que la cetoasidosis los deshidrata muy rápido. Debe monitorear los niveles de cetonas hasta que hayan desaparecido lo cual puede tomar varias horas. El monitoreo de glucosa debe ser más seguido por lo menos cada 2 horas.

 

MUY IMPORTANTE no bajar la guardia hasta que las cetonas hayan desaparecido!!

Cuando hablamos de diabetes tipo 1 la prevención de la que hablamos en la diabetes tipo 1 se enfoca en evitar bajos niveles de glucosas recurrentes y evitar altos niveles que por consiguientes lleven al paciente a la cetoasidosis y SI se pueden prevenir con la debida atención.

Si yo he podido en 8 años…. tú también puedes.

 

 

Tanya Lee Hernandez

Tanya Lee Hernandez

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *